Mi casa está sucia

Galletas y abrazos para desayunar

Tiempo, juntos, jugar, limpiar, atención, casa

Mi casa está sucia. Sí, ya sé. Todas estáis pensando: “Seguro que no es para tanto. La mía está muchísimo peor. Etc, etc…” Pero creedme, está sucia. A simple vista no lo parece. Pero he estado de mudanza recientemente, y me he llevado unas cuantas sorpresas.

A lo mejor la descripción de mi casa os resulta familiar. Repartidos por distintas partes del suelo, que más o menos consigo mantener limpio, aparecen juguetes de distintas formas y tamaños, con los que nos vamos tropezando. Algunos hacen ruido y música, lo cual hace aún más divertido tropezar.

Los platos sucios en la pila de la cocina nunca consiguen desaparecer. El cesto de la ropa sucia nunca está vacío y la montaña de ropa para planchar crece mucho más rápido de lo que decrece.

Todos los espejos y cristales están llenos de huellitas de una mano preciosa y pequeñita. Algunos tienen las marcas…

Ver la entrada original 714 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s