Ella

De Historias y vidas Blog

La primera vez, supe lo que era sentir mariposas en el estómago; descubrí que no era sólo una curcilería que inventaron los escritores para describir la emoción del enamoramiento o del encuentro con un ser amado.

Cuando vi sus ojos en la oscuridad mi ser entero se rompió en pedazos, uno para cada cabello, para cada dedo, para cada arruga de su piel. Ella no sabía nada, pero el destino nos unió en ese momento y para siempre, queramos o no.

Caminó conmigo de la mano y caímos muchas veces. Algunas de ellas pude apartarla del dolor pero en otras sus rodillas se rasgaron con la piedra, aunque nunca lloró.

Aprendió conmigo sonidos y palabras nuevos. Los repetía sin parar hasta que fuera perfecto. Leímos libros una y otra y otra vez, hasta que ella podía repetir cada frase como si fuera suya. .. Sólo entonces iniciábamos con otro.

Se…

Ver la entrada original 215 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s