Intepretando el mundo

HUMANOLOGY - HUMANOLOGÍA®

forehead_eyes_faceEsta mañana se ha ido mi marido sin decirme adiós ni darme un beso. Me he sentido muy triste. Mi mente no lo ha podido evitar y rápidamente se ha puesto a analizar la situación: “estoy segura de que se estaba enfadado conmigo. Quizá no le gustó la cena de anoche o está molesto porque mi madre va a pasar el fin de semana con nosotros. O tal vez sea ese bolso nuevo que me compré ayer… No, no puede ser eso. Estoy segura de que tiene que ser otra cosa. ¡Ya sé qué es! Es que ya no me quiere.’

Y así sigo y sigo y sigo.

El hecho, el hecho desnudo es que se ha marchado sin decir adiós y sin darme nuestro habitual beso.

Todo lo demás es mi propia interpretación.

Al preguntarle a mi hija mayor me ha dicho que ella creía que no me había…

Ver la entrada original 147 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s