NO TIENES QUE SER UN GUERRERO; YA LO ERES.

Aprendiendo a mejorar

Eres delgado. Eres cazador y recolector de alimentos, no hay otra para comer.
Estás habituado a salir a buscar, y a no comer mientras encuentras un animal que matar, unas verduras que recoger, un panal que asaltar, unas frutas que cortar. Y no te sientas a comer hasta que vuelves a la cueva, a paso veloz, para compartir con los demás la comida.
Ayunas por horas, y te mueves de un lado a otro con el estomago vacío.
Vives sano, con dientes completos, sin lonjas, sin acné, sin dolencias. Mueres porque te mata un tigre, un mamut u otro guerrero.
Eres un guerrero, dispuesto a defender tu cueva, junto con los otros hombres, dispuesto a defender a tus hijos de los depredadores. Eres un guerrero porque no comes lo que sea. Tiene que estar vivo para que lo comas. Los cadáveres no son para ti.
Eres un guerrero, muy, muy…

Ver la entrada original 333 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s