Sólo deseos.

Escribiendo...

Aquí estoy, escribiendo un poco de lo mucho que siento, porque si no lo suelto en alguna parte juro que reviento. 

Odio mis pensamientos, mis recuerdos. Lo que fui y lo que soy, y probablemente también lo que seré. Aborrezco mi vida, mis ideas, todo. Cada vez que me echo en la cama, mi memoria refleja los momentos de mi vida en los que más he sentido, cualquier cosa. Hay muchos recuerdos alegres, donde sonrío y estoy bien…pero los malos son tan fuertes, duelen tanto, que son capaces de superar la intensidad de los alegres. ¿De qué me sirve acordarme de cuando él me sonríe, si después veo cómo la mira a ella con el mismo deseo con el que yo le miro a él? ¿Para qué recordar los buenos momentos con mis padres, si al instante sé que la cagaré y volveré a defraudarlos? Dios, esta vida apesta tanto…

Ver la entrada original 481 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s