El carnero y el escorpión

Letras de acuarela

Los toros somos fuertes, necios y determinados. 

Los toros a pesar de ser soñadores, sabemos cuando algo está terminado, y además, nunca miramos atrás. 

Sabía que entre escorpión y yo todo estaba muerto. Que ya no había vuelta atrás, mis sentimientos habían sido guardados por el orgullo característico de los toros, y entendía que por más que quisiera estar con el escorpión, esa pasión terminaría destruyéndonos a los dos. 

Con el tiempo, mi espíritu de toro de lidia, había vuelto a quebrantarse ante el carnero. Pero Marte y Venus, no concebía la idea de un carnero amoroso y apasionado, junto con un toro seco y cauteloso. El fuego que distingue al carnero, embelesaba mis oídos, pero me hacía tener el miedo de apagarlo con la tierra que levanto a mi paso. 

Otra vez, me di cuenta que mi naturaleza era libre y solitaria. 

Los toros nos encontramos atraídos por la luna…

Ver la entrada original 178 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s