Direcciones.

daily life

Nuestras miradas se cruzaron, Él estaba lejos pero yo sabia que en algún momento nos encontraríamos a mitad de camino, aunque yo fuera en una dirección y Él en otra totalmente distinta.
Sabía que ya no era feliz con nadie, pero aún así, seguíamos distantes. Ni un saludo, ni un hasta luego, ni una palabra. Nada desde que le había hablado de mis sentimientos. Nada.
El momento de volver a cruzarnos se acercaba y yo pensaba que me miraría a los ojos, me sonreiría y me preguntaría que que tal estaba, como hacía siempre. Pero, en lugar de eso, apartó la vista de mi para posarla en un punto fijo en la lejanía y no se detuvo a sonreirme, ni siquiera cuando sus demás amigos me saludaron.
En ese momento me di cuenta de que fuera lo que fuera que hubiéramos podido tener, se había ido, nunca volvería, y era…

Ver la entrada original 34 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s