Veneno sutil

De letras y café.

Fue hace tanto tiempo,
que ya no debería de doler.
Sin embargo en este momento,
lastimas igual que ayer.

Hace más de cinco meses.
Hace ya un par de tatuajes,
que con la soledad hice las paces.
Pero hoy sigues en mis paisajes.

Aún no lo logro entenderlo.
Le doy vueltas y no descifro.
Es como un sutil veneno,
del que me he vuelto adicto.

No pienso comer de tu palma.
No busco un escondido mensaje.
Una revolución vehemente en mi alma,
lucha para que de mi sistema te saque.

Tal vez… Fuiste una hermosa idea.
Tal vez… Estoy en los preparativos.
Lo real es que fue una atroz pena,
que en la muerte me siento como vivo.

Basta de este carrusel mental.
Basta de este atentado contra mi salud.
Basta, ya no vivas más.
Es momento de cerrar el ataúd.

Javier “Pavel” Pavan

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s